Noticias Coiae

Colegio Oficial de Ingenieros Aeronáuticos

19/09/2012

Artculo del decano del COIAE sobre la Seguridad Area en Espaa

IMG Felipe Navo Decano del Colegio Oficial de Ingenieros Aeronuticos de Espaa (COIAE) Despus de la tormenta meditica reflexin Durante este verano hemos ledo numerosas noticias en relacin con incidentes acaecidos en vuelos con origen o destino en un aeropuerto espaol. Cuando en los medios de comunicacin hay una presencia reiterada de noticias en relacin con la seguridad del transporte areo durante un corto periodo de tiempo, es inevitable que se traslade a la opinin pblica una sensacin de desconfianza en este modo de transporte. Incluso en el caso de que las informaciones se refieran al comportamiento de unos profesionales en concreto o de una empresa en particular, o sobre la actuacin (o no actuacin) de las autoridades responsables de vigilar el adecuado cumplimiento de las normas exigibles, es todo el sistema de transporte areo el que se cuestiona, pues la garanta de que es seguro viajar en avin necesita necesariamente del concurso de todos los eslabones que conforman la cadena de valor: profesionales de las compaas areas, los procedimientos, recursos y sistemas organizativos de estas empresas, los proveedores de servicios de control areo y aeroportuario y finalmente los profesionales y responsables de los organismos cuya misin es establecer la normativa y los estndares que deben de cumplirse y supervisar adecuadamente su cumplimiento efectivo. Es decir, la garanta de que se est operando de una forma segura nunca la podr dar de forma aislada un profesional, una empresa o incluso la administracin, siendo necesario el correcto cumplimiento de todos y cada uno de los actores de sus obligaciones y responsabilidades, cada uno en la parte que les corresponde, para asegurar que se minimizan los riesgos inherentes a esta actividad de forma adecuada. En Europa, la responsabilidad de regular y supervisar las actividades en relacin con la seguridad area es compartida. Por un lado la Agencia Europea de Seguridad Area (EASA) con sede en Colonia (Alemania), es la encargada de establecer las normas que deben garantizar la seguridad en el transporte areo y asegurar que estas normas son cumplidas de forma uniforme en toda la Unin Europea (UE). En esta agencia europea trabajan numerosos profesionales espaoles, cuya vala profesional y dedicacin es reconocida por el resto de sus compaeros de los dems pases de la UE que prestan sus servicios en EASA. Todas las normas y reglamentos de obligado cumplimiento son, por tanto, comunes para todos los europeos y tienen vigencia desde el mismo momento en que son publicados de acuerdo con los procedimientos de normativa europea o en la pgina web de EASA. La actividad de supervisin y control de las compaas y profesionales de nuestro pas es una tarea encomendada a la Agencia Espaola de Seguridad Area (AESA), con sede en Madrid, que dispone de una plantilla de ms de 300 profesionales, de gran vala profesional reconocida, dedicados a asegurar que las compaas registradas en Espaa cumplen adecuadamente las normas establecidas por EASA. Para ello deben necesariamente utilizar la normativa comn y los criterios de interpretacin establecidos por EASA. La actividad de la agencia espaola es monitorizada regularmente por funcionarios europeos para asegurar que se estn aplicando correctamente las mencionadas normas comunes. Hasta hace prcticamente una dcada la mayor parte del trfico areo con origen o destino a nuestro pas era realizado por compaas espaolas. Actualmente solo un tercio de esta actividad es realizado por empresas de nuestro pas, y por tanto, supervisado de una manera directa por la agencia espaola. Esta situacin ha sido la consecuencia de la desregulacin del espacio areo europeo, que permite a cualquier empresa europea establecerse u operar desde cualquier pas de la UE, y esta causando la progresiva sustitucin de aerolneas espaolas por empresas de otros pases (Alemania, Irlanda, Inglaterra, etc.) cuya capacidad de penetracin en el mercado est demostrando ser superior a la de las compaas que tradicionalmente realizaban estas rutas. Este proceso liberalizador ha popularizado los viajes en avin y ha permitido el acceso a este modo de transporte a amplias capas de nuestra sociedad. No obstante, tambin ha tenido efectos negativos. En los ltimos aos hemos asistido a la realizacin de fuertes ajustes organizativos en las compaas areas espaolas para adaptarse a este nuevo entorno empresarial, lo que ha conllevado una escalada de la conflictividad laboral en dichas empresas. Tambin ha causado la desaparicin de las que no han sido capaces de aguantar este empuje. Y de seguir esta tendencia, en pocos aos la participacin de las empresas nacionales en esta actividad sobre nuestro territorio ser inferior al 20 por ciento. Los factores que han contribuido a este cambio de modelo son diversos y a menudo han sido objeto de debate: distinta base de costes que ha permitido ofrecer precios mas competitivos, modelos ms giles de gestin, utilizacin ms racional del recursos y tecnologas. o desde otro punto de vista: competencia desleal debido a la precarizacin de la mano de obra empleada, mercados alterados artificialmente debido a subvenciones concedidas con una visin solo a corto plazo, inexistencia de una poltica rigurosa de defensa y promocin de la industria del transporte areo en un Estado con competencias dispersas y descoordinadas. Entrar en profundidad en cada uno de estos aspectos sera el objeto de ms de un artculo, y lo que nos interesa en este momento es el anlisis de si esta nueva situacin del mercado est teniendo consecuencias sobre la seguridad del usuario del sistema de transporte areo. En una gran medida, los profesionales que trabajan en estas nuevas empresas extranjeras que lideran en la actualidad las estadsticas de pasajeros transportados en nuestro pas son los mismos que antes trabajaban para las empresas nacionales desaparecidas o que han realizado recortes en su plantilla. Por lo que estamos realmente asistiendo a una sustitucin del empresario de esta actividad, ms que a una invasin de profesionales de otros pases en sustitucin de nuestros nacionales. Aunque tambin es bien cierto que en los dos ltimos aos, la emigracin de trabajadores especializados del sector de la aviacin comercial ha aumentado significativamente, con el fin de poder seguir obteniendo salarios que no ofrecen en Espaa las nuevas empresas. Sin ninguna duda, este cambio de modelo empresarial est teniendo como primera consecuencia una devaluacin significativa de las condiciones laborales de los profesionales que han decidido seguir viviendo en nuestro pas. Se entiende por ello la resistencia que las distintas organizaciones sindicales que agrupan a los mencionados trabajadores a este cambio de modelo de mercado. En ocasiones, tambin las propias empresas espaolas perjudicadas por el avance de esta nueva competencia se han sumado a las acusaciones de competencia ilegtima mencionadas. A estas denuncias, que podran considerarse como interesadas, por parte de las empresas y trabajadores perjudicados, se unen las denuncias realizadas por pasajeros de estas aerolneas que consideran que no se estn respetando sus derechos como pasajero, o que no se les trata adecuadamente como cliente. Creemos muy necesario distinguir entonces de forma clara los tres mbitos en los que se cuestiona la actividad de estas nuevas empresas: (a) en el mbito laboral, (b) en relacin con la seguridad area, y (c) en relacin con el trato que dan a sus clientes y si respetan sus derechos como consumidores. Y como corresponde a un pas organizado, son nuestras autoridades las que, en primera instancia, y los tribunales, finalmente, los que deben establecer si efectivamente se estn cometiendo las irregularidades y abusos mencionados y poner en marcha las actuaciones y evitar su repeticin. Creemos pues fundamental en la crtica que se haga a estas empresas distinguir cul es el mbito que se cuestiona, para poder analizar de una forma rigurosa si dicha crtica es razonable y si estn funcionando los recursos que deben impedir las supuestas irregularidades que se denuncian. Lo que desde luego no ayuda a la solucin de este problema es una campaa de prensa o informaciones en los medios de comunicacin que mezclen unos temas con otros, convirtiendo interesadamente temas de trato al cliente o aspectos de la relacin empresario-trabajador como si fueran cuestiones que inevitablemente ponen en riesgo la vida de los pasajeros. De acuerdo con el sistema europeo de vigilancia de la seguridad area, son las autoridades del Estado donde esta registrada la compaa area y matriculados sus aviones el responsable de garantizar el correcto funcionamiento de dicha empresa y el adecuado estado de funcionamiento (lo que se conoce como aeronavegabilidad) de las aeronaves. Este control del pas de origen es complementado con la realizacin de inspecciones a pie de pista (las conocidas como SAFA) antes de que un avin emprenda un nuevo vuelo, por inspectores del lugar de operacin, que en el caso de que durante estas inspecciones in-situ encontrasen irregularidades, deben comunicar al pas de origen para que acte en consecuencia. Se da, por tanto, la paradoja de que las autoridades espaolas no son competentes para auditar y en su caso sancionar a las compaas que realizan la mayor parte del trfico areo de nuestro pas. Por esta razn hace bien nuestra ministra de Fomento en plantear un cambio de protocolo en la UE que mejore la capacidad de supervisar las actividades de vuelo que se hacen en nuestro pas, independientemente de la nacionalidad de la compaa operadora. Es evidente que un mercado nico con empresas que operan indistintamente en distintos pases de la UE, donde abundan las uniones empresariales de aerolneas de distintos pases, y teniendo en cuenta el especial dinamismo de la aviacin comercial, no puede estar supervisado siguiendo criterios de dividir la responsabilidad en funcin de donde se matricule el avin. Por eso nos parece ms que necesario que, al igual que se esta haciendo en otros sectores de la actividad econmica, se supere el actual escenario de agencias nacionales de supervisin con una mayor capacidad de control por las razones citadas. Mientras tanto, todo lo que se haga para mejorar la coordinacin de las agencias nacionales y aumentar la transparencia de las actuaciones que se estn haciendo por parte de los funcionarios responsables, sean del pas que sean, para aclarar los incidentes y las medidas que se han adoptado para impedir que se repitan, ayudara a que el ciudadano perciba que quien tiene la responsabilidad controla como debe. Desde luego nos parece que este debate tcnico debe estar en los foros adecuados, y no en los medios de comunicacin, y por supuesto una vez se hayan producido las actuaciones, deberan se aceptadas por todos los que intervienen en el sector.