IGNACIO EIRIZ
 

Perfil:
Ingeniero Aeronáutico, MBA y DEA en Análisis Económico con más de 20 años de experiencia en diversas ramas de la aeronáutica: infraestructuras aeroportuarias; mantenimiento y operación de helicópteros para trabajos aéreos y servicios SAR; transferencia y puesta en marcha de las líneas de ensamblaje final de helicópteros en España y en la actualidad, al frente del Centro de Tecnologías Aeronáuticas, profesor invitado en el aula aeronáutica de la UPV y participando activamente en CEAS, IIE y en la delegación norte de la AIAE.

   
¿Qué destacarías de la profesión de ingeniero aeronáutico?
Es un sueño. Un privilegio para mentes inquietas por lo técnico y un regalo para caracteres abiertos por su entorno. Al estar en una rama de la ingeniería en la que los ingenios con los que se trabaja están sometidos a condiciones críticas de temperatura, carga, presión, velocidad, radiación y al exigente uso del propio ser humano, nos da la oportunidad de crear, desarrollar tecnología en multitud de ámbitos y conocer particularidades de otras ciencias tan variadas como la de los materiales, la óptica, la medicina, la informática, gestión de empresas, economía... Además, al ser de carácter global por naturaleza y necesitar de todo el potencial técnico y humano posible, nos hace enriquecernos con el trato con personas del todo especiales, de todas partes, con distintos idiomas y culturas con un canal de comunicación común: la ingeniería.

Principales logros en tu carrera profesional.
Más que logros, prefiero llamarlo oportunidades, proyectos en los que he podido trabajar y aportar mi capacidad y experiencia, siempre con una actitud innovadora, de cooperación y apoyando a los integrantes de los diferentes equipos en su desarrollo y animándoles en cada aventura tecnológica.

He podido contribuir a la modernización del mantenimiento aeronáutico, la puesta en marcha de instalaciones industriales, el desarrollo de laboratorios para el apoyo al desarrollo de sistemas de aeronaves y componentes espaciales, el establecimiento de marcos de cooperación tecnológica, el desarrollo de nuevas tecnologías de ensayo, el lanzamiento y trabajo en proyectos de investigación y la cooperación con empresas en la mejora continua en su gestión. Además, he realizado un notable esfuerzo en la divulgación de nuestra profesión a través de clases, charlas, organización de eventos y participación en distintos comités de empresas y asociaciones dedicada al sector aeroespacial. Mi principal logro, por tanto, ha sido el poder contribuir al avance de nuestra profesión desde cada puesto de responsabilidad que he tenido.

Cifras:
Quiero destacar el papel de la organización que dirij o actualmente, la Fundación CTA, que es un Centro Tecnológico especializado en dar soporte a las unidades de I+D+i de las empresas del sector y en la realización de ensayos de desarrollo y certifi cación de componentes aeroespaciales. Fue creada hace casi 25 años por las más importantes empresas aeroespaciales en el País Vasco: Aernnova, ITPAero y Sener que ya son multinacionales de referencia; con la colaboración de las administraciones Vascas: Gobierno Vasco y las diputaciones de Álava y Bizkaia y junto con otras empresas que han crecido en tamaño y relevancia como el grupo Aciturri, Burdinberri, Aratz, Burulan, Mesima Bilbao, Metraltec, Novalti, Nuter y Wec.

Nuestra actividad se ha estabilizado en una carga de trabajo entre 5 y 6 M€ anuales y con una plantilla consolidada formada por doctores, ingenieros, técnicos de laboratorio, técnicos de montaje y personal administrativo que suman cerca de 50 personas, todas ellas de altísimo valor. Con ellas hemos alcanzado los más altos niveles en nuestra actividad, a escala internacional, en Aeroestructuras, Fluidodinámica, Sistemas embarcados, Comportamiento al fuego y Ensayos de componentes espaciales. Cabe citar que, a pesar de nuestra dimensión, estamos considerados como expertos en ensayos aeroespaciales y confían en nuestro trabajo empresas de la talla de Airbus, Embraer, Boeing, Bombardier, Daher, Safran, Collins, Aernnova o ITP Aero en el sector aeronáutico; y Airbus D&S, OHB, Iberespacio o SENER en el sector espacial.