JAVIER HERRERO
 

Perfil:
Ingeniero aeronáutico por la UPM. Tras una primera etapa en el ámbito civil, y debido a una vocación latente, ingresó en el Cuerpo de Ingenieros Politécnicos del Ejército de Tierra. Su marco de trabajo, desde que obtuvo el título de Ingeniero de Armamento en el Ejército, es la aeronavegabilidad, desde todos sus puntos de vista. Actualmente es el responsable de Ingeniería de Sistemas Aeronáuticos en el PCMHEL y el Vocal del Ejército en el Consejo de Aeronavegabilidad de la Defensa.

   
¿Qué destacarías de la profesión de ingeniero aeronáutico?
De todos los aspectos que tiene esta profesión, que son muchos derivados de la amplia presencia en diferentes ámbitos profesionales del ingeniero aeronáutico, me iría a dos aspectos que considero de alguna manera su “esencia”: En primer lugar, la responsabilidad: en pocas áreas de la ingeniería se exige tanto en seguridad con tan estrechos márgenes de maniobra; y en segundo, la trascendencia: esta profesión se encarga de explotar la necesidad de exploración del ser humano, tanto de nuestro planeta (liderando el sector del transporte aéreo) como de lo que hay fuera de él (participando de manera protagonista en el desarrollo tecnológico del sector espacial).

Principales logros en tu carrera profesional.
Pertenezco a un colectivo en el que el logro personal se supedita al logro de la organización. En este sentido, me siento orgulloso de haber sido pionero en el Ejército de Tierra, de haber transmitido interés e ilusión por la profesión y haber contribuido a despertar alguna vocación de servicio. Pero a partir de ahí, es el Ejército el que ha respondido ante la necesidad de dotarse de personal ingeniero aeronáutico, así como alinearse con las prácticas estándar de la aeronavegabilidad mediante la implantación PERAM.

Cifras
Llevo trabajando como ingeniero 14 años, 9 de ellos siendo militar.

El Ejército de Tierra está formado por unos 23000 militares de carrera en activo. De ellos, unos 400 son ingenieros del Cuerpo de Ingenieros Politécnicos, y de estos, 10 son ingenieros aeronáuticos.

Evolución del personal ingeniero aeronáutico en el Ejército. En 6 años se ha pasado de 1 en 2013 (militar) a 16 (10 militares y 6 funcionarios del CIAE).

El Ejército opera en torno a 100 helicópteros, desde 6 diferentes bases.

Opera 7 flotas de aeronaves, 4 de ellas de última generación (EC-135, Tigre, NH90 y el CH47-F, que entrará en servicio en 2021).

El presupuesto de mantenimiento de helicópteros ronda los 20 M€ anuales.

El Ejército tiene 14 ingenieros aeronáuticos habilitados por la Autoridad de Aeronavegabilidad de la Defensa para la firma de Certificados de Aeronavegabilidad. En el período de un año se han expedido o renovado 216 Certificados.